En la actualidad hay muchos cables que en realidad no representan un acontecimiento interesante para quienes aman la tecnología, pero de tener que elegir uno que sin duda se haga indispensable para los consumidores de esta área, entonces estamos hablando del.

El cable HDMI como partidario de la excelencia en audio y video

cable-adaptador-hdmiLo que vuele el cable HDMI tan especial a la hora de su uso es que es un ‘todo en uno’ en lo referente a la conexión digital de audio y video. Aunque muchos amantes de la proyección multimedia a gran escala simplemente ignoran el hecho de que el adaptador HDMI siempre va a la vanguardia, este plus tecnológico ha dado pie a una gran expansión en lo referente a adaptadores (adaptadores USB, conversor VGA, RGA, entre otros).
Sus siglas vienen del inglés High Definition Multimedia Interface (lo que significa ‘Interfaz multimedia de alta definición’) y se basa en un interfaz entre cualquier puerto de audio y video (sintonizadores TDT, reproductores Blu-ray, tablets, un ordenador de cualquier índole, receptores AV o televisores digitales TVD).

El adaptador HDMI facilita el uso del video digital en alta resolución, así como el audio en su mejor calidad y todo a través de un canal único. Entre los creadores de este cable adaptador se pueden mencionar las empresas electrónicas más importantes: Toshiba, Silicon Image, Hitachi, Matsushita Electrical Industrial (Panasonic), Sony, entre alguno otras.

La longitud del cable en los adaptadores HDMI no está especificada.

cable-longitud-largo-hdmi-10-metrosPor supuesto, como ocurre con todo este tipo de piezas tecnológicas, la calidad de la transmisión se ve comprometida luego de cierta prolongación. A pesar de esto, es importante saber que el uso de determinados materiales y procesos de construcción darán paso a longitudes más largas con un margen de deterioro en la señal mucho menor. Siempre debe tenerse en cuenta el mayor rendimiento para que el cable adaptador, sea micro, para USB, VGA y otro caso, pueda soportar los formatos de más alta definición y ofrezca una experiencia de calidad. Otra opción para atenuar la perdida de resolución en relación a la longitud del cable adaptador HDMI podría ser la utilización de un ecualizador adaptativo.

Tipos-HDMI-tipo-aEl cable adaptador HDMI tipo A se caracteriza por tener 19 pines. De forma paralela, existe también un cable tipo B de 29 pines con mayor resolución, el cual fue especialmente diseñado para definiciones realmente altas (como lo es el caso del formato 1080p), pero por alguna razón no se ha generalizado de manera prominente para los consumidores. El adaptador HDMI tipo A es utilizado pantallas de ordenadores y tarjetas gráficas en la actualidad, lo que representa que las fuentes DVI se puedan conectar a un monitor HDMI (o viceversa) gracias al adaptador necesario; el problema es que en este caso el audio y algunas otras características no estarán a la mano.

Una de las características más interesantes del cable adaptador HDMI es su mecanismo anticopia. Sus creadores se aseguraron de erradicar las copias (fueran permitidas o no) en lo referente al audio y video transmitido a través de este adaptador. Cualquier fabricante de este tipo de cables debe poseer un código de autorización, pues en el supuesto de fabricar adaptadores que dieran pie a las copias, sería vetado e incluido en una “black list” para que los equipos HDMI de otros fabricantes no le trasmitan ningún tipo de información.

Evolución del cable adaptador HDMI

hdmi-modelo-1.0El primer ejemplar de HDMI llegó en diciembre del 2002 bajo la modalidad de cable adaptador HDMI 1.0. Su presentación era un cable único de conexión digital para audio y video. Sus especificaciones eran una tasa de transferencia máxima de 4.9 Gb/s, un soporte hasta de 165 mp para video (1080 60Hz) y audio de8-canales/192 kHz/24-bit. Luego en el 2005 llegó la versión 1.2, caracterizada por su añadidura del soporte para One Bit Audio, que fue utilizado en Audio CD.

Un año más tarde, específicamente en junio del 2006, se incrementó el ancho de banda a 340 MHz (equivalente a 10,2 Gb) y se presentó bajo la versión HDMI 1.3. A pesar de que las versiones del cable adaptadores son totalmente compatibles entre sí, algunos equipos modernos (como por ejemplo el Paystation 3) se han acogido a la exclusividad de las actualizaciones; esto es un caso poco usual, pero que no tardará en proliferar debido a la velocidad de los avances tecnológicos.

adaptador-cable-hdmi-version-14-longitud-18-metros-hd.jpgLuego de esto, llegó la versión 1.4 del cable HDMI, lo que facilitó la transmisión de audio y video en alta resolución (incluso hablando de elementos 3D). Fue aquí donde se evolucionó a XHD (Extender High Definition). Lo que fue realmente impresionante de esta versión es que era capaz de soportar videos de hasta 4096 x 2160. Se mencionaron además algunos avances relacionados con imágenes a color mucho más realistas al conectar grabadoras. Por su parte, la versión 1.4 fue capaz de ofrecer al consumidor un sistema de sonido mucho más envolvente conectado a la pantalla de su TV.

cable-hdmi-2-0-metros-adaptador-conversor-hd-4kMás tarde en septiembre del 2013 se llegó a la versión 2.0 del adaptador de HDMI. El incremento de ancho de banda fue de 18 Gb, perfecto para mantener andando las nuevas exigencias del mercado tecnológico, mejorando de manera trascendental la experiencia de los usuarios con respecto a la transmisión de video y audio a través del cable adaptador HDMI.

La adaptación 2.0 para el HDMI actual se caracteriza por 4K a 50/60 (2160p) de vídeo, hasta 32 canales de audio, un muestreo de audio hasta 1536kHz, entrega simultánea de 2 streamings de vídeo, streaming de audio para 4 usuarios, soporte de relación de aspecto 21:9, sincronización dinámica de vídeo y audio en streaming y extensiones de comandos CEC para controlar múltiples dispositivos desde un solo punto.

¿Cómo usar el adaptador HDMI?

El cable HDMI, se trate de un adaptador para USB, micro, con cabo VGA o un mini-adaptador, es una invención tecnológica moderna  que sirve para conectar o transmitir audio y video con la mejor calidad. Ha reemplazado métodos anticuados como cables compuestos y de video-S. Se encarga de transmitir la señal de manera digital y se centra en los formatos de audio y video. Se ha convertido en la solución perfecta a la hora de crear una conexión estable entre varios dispositivos sin mayores complicaciones o configuraciones avanzadas. Desde su llegada, eliminó la ardua batalla que representaba para los fans de la tecnología el tener que utilizar cables de varios conectores y diferentes colores. Es importante saber que los adaptadores HDMI funcionan como los puertos USB, por lo que solo entran en una dirección y no debe aplicárseles mayor fuerza.

Adaptador HDMI VGA

Un consejo muy funcional para esta herramienta moderna (independientemente de si es un adaptador HDMI VGA o USB) es siempre comprar un cable un poco más largo de la cuenta. Suele pasar que a la hora de adquirirlo se busca una medida muy ajustada al espacio en el que se va a colocar, por ello es mucho más inteligente comprar siempre un cable adaptador con una medida mayor a la necesaria. De esta manera puede ser utilizado también para otro contexto u ocasión sin mayor inconveniente. Esta medida preventiva también es muy útil con la finalidad de cuidar el estado de los conectores a lo largo de su uso.

Adaptador o conversor vga para hdmi 

hdmi-a-vgaa-udio-jack-35mm-adaptadorCuando utilices un cable HDMI para VGA u otro formato mayor a los 10 metros, es muy importante añadir un amplificador de señal. Aunque estos complementos necesitan una fuente externa de poder, es innegable que son ampliamente necesarios para disfrutar de una calidad en audio y video de primera.

Aunque muchas personas se apegan a lo tradicional (incluso en el marco tecnológico) y prefieren otras vías para transmitir audio y video (como por ejemplo a través del puerto USB o VGA para pantallas), no hay otro adaptador que ofrezca las facilidades del cable HDMI. En la actualidad, la mayoría de los equipos vienen con puertos integrados de HDMI, lo que vuelve totalmente accesible su uso en televisores u otro artefacto para audio y video.

calidad-hdmi-4k-calidad-full-pantalla

En caso de que se trate de un adaptador HDMI 1.4, será necesario añadir un cable de audio que conecte la TV (o cualquier otro equipo) al receptor. La mejor opción en el mercado para solucionar este problema es el cable de audio digital. Si no es el caso, aprovéchalo al máximo y conecta todos los dispositivos que el número de puertos te permita para disfrutar de una verdadera experiencia de entretenimiento; puede tratarse de la televisión, alguna consola de videojuegos, DVD/Blue ray, entre muchos otros.

Usar el HDMI como conversor VGA es perfecto para obtener la mejor calidad en video en pantallas amplias. También puedes usar modalidades como el adaptador USB o micro HDMI para mayor comodidad. Casi todos los dispositivos se configuran automáticamente al detectar el adaptador HDMI, aunque siempre habrá uno que otro que requiera de cierta configuración por parte del usuario; independientemente de esto, es un supuesto bastante inusual.

receptor-full-hd-1080-hdmiEn caso de querer conectar varios dispositivos a tu televisión, la disponibilidad de puertos para el adaptador es muy importante. Por ejemplo, si quieres conectar consolas, ordenadores y algún otro equipo, los receptores de HDMI permitirán tenerlos todos vinculados a la pantalla y solo habrá que pasar de uno a otro con el uso del control remoto. Si cuentan con pocas entradas para el adaptador y la calidad (y funcionalidad) de los puertos USB y cabo VGA no son suficientes, entonces se pueden anexar puertos para HDMI a través de un interruptor externo.

Es muy importante visualizar dónde están ubicados los puertos HDMI. Muchas personas pueden identificar a simple vista los puertos USB debido a su mayor uso, así como el adaptador VGA para video, pero si se trata de una computadora de escritorio no tan acorde con los avances tecnológicos, puede darse el caso de que no haya un puerto HDMI. Para este caso en específico, la solución es adquirir una nueva tarjeta de video que soporte esta modalidad. También hay un adaptador USB para HDMI para esas computadoras que no tienen incorporados los puertos de video.

A la hora de configurar cómo se va a mostrar la imagen en la computadora, existen varias opciones que se adaptan a las necesidades de cada usuario. Al conectar el HDMI, ya sea a través de un adaptador USB o un micro-adaptador, puedes configurar la televisión como pantalla principal. Esto permitirá apagar la pantalla del equipo y dejar encendida únicamente la de la televisión. Es posible elegir la función de duplicar la pantalla o de extenderla. En el caso de duplicación, ambas mostrarán exactamente lo mismo, pero cuando se selecciona la opción de extensión se vuelven dos partes diferentes de un todo. Esto brinda mayor facilidad para trabajar con un número considerable de documentos y pestañas, dando al usuario una versatilidad de trabajo y comodidad increíbles.

En lo referente a consolas de video juego específicamente, la mayoría tienen un puerto o adaptadores para HDMI. Por ejemplo, entre las que soportan esta modalidad se pueden mencionar el PS3s, PS4s, Xbox 360s y Ones, entre otros. Algunas de las que no pueden usar HDMI son Wii y el Xbox 360 en su presentación original. Aunque la gran mayoría de los video juegos reconocen el cable HDMI y lo ajustan de forma automática, puede que haya casos en los que esto no suceda y deba hacerse de forma manual.

Independientemente del proveedor en cuestión, los cables HDMI, sus versiones mini, micro y otras deben ser tratados con el mayor de los cuidados. Doblarlo o romperlo aunque sea sutilmente puede dañar gravemente la calidad del audio y video.

En lo referente al uso de HDMI para las computadoras Mac, todos los equipos posteriores al 2010 son compatibles con las diferentes versiones que presenta el adaptador. Estas admiten hasta 1080p y resoluciones de hasta 1920 x 1200 con el adaptador de HDMI a DVI. En lo referente al audio, Apple admite audio de 24 bits y 8 canales a 192 kHz, Dolby Surround 5.1 y salida estéreo tradicional.

Conociendo lo mejor del HDMI

La principal razón para adquirir un cable adaptador HDMI 2.0 es que los televisores Ultra HD requieren mucho más de los equipos para disfrutar de la experiencia de audio y video en todo su potencial. Debido a que hay pantallas que tienen resoluciones hasta cuatro veces más potentes que el 1080p (el formato estándar para HD), se requiere mayor poder para poder manejar la data que viene y va entre los artefactos. Se puede decir que esta versión fue diseñada para mejorar el contraste entre luz y oscuridad, dando pie a imágenes mucho más realistas.

Aún cuando el cable HDMI 1.4 era capaz de soportar grandes resoluciones, solo lo hacía a 24 o 30 imágenes por segundo. Dependiendo de las necesidades del usuario, esto pudo haber sido suficiente en la mayoría de los casos, pero si se habla de videojuegos, por mencionar un ejemplo, la realidad es que dichas cifras no son suficientes en lo absoluto. Algunos juegos pueden requerir hasta 50 o 60 imágenes por segundo, lo que perjudica ampliamente la experiencia de los consumidores tecnológicos en relación al adaptador de HDMI.

Las TV de la era moderna buscan dejar sin aliento a los consumidores gracias al realismo de las imágenes; se han propuesto hacer blancos más blancos y negros mucho más negros. En la actualidad, las pantallas de mejor calidad se basan en imágenes cada vez más vívidas, y es allí donde recae la usabilidad y la belleza del adaptador HDMI.

Las más recientes actualizaciones en la adaptación HDMI ofrecen un soporte de 32 canales de audio. Los foros de tecnología le han dado el nombre de “experiencia de audio inclusiva multidimensional”, que a pesar de tener una capacidad muy por encima del uso regular de estos cables, será de gran ayuda para algunos profesionales del área o para entusiastas de lo moderno que no se sentían completamente satisfechos con el soporte anterior.

A pesar de que el oído humano no puede notar ningún tipo de diferencia por encima los 60kHz, las últimas actualizaciones de HDMI brindan una frecuencia de audio hasta de 1536kHz. A esto se le considera la más alta fidelidad al audio que existe en la actualidad; es de gran ayuda para profesionales que desempeñan labores relacionadas al sonido.

HDMI-para-VGA,-para-USB-AV.jpgPor su parte, los fabricantes de esta herramienta moderna se han centrado en ofrecer la mayor comodidad posible a la hora de usar el cable adaptador HDMI. La creación de adaptadores HDMI USB, de conversores VGA para HDMI y muchos otros se han centrado en brindar a los consumidores posibilidades que en el inicio del auge tecnológico fueron impensables. No basta con tener a la mano la posibilidad de audio y video de máxima calidad a través de HDMI, sino todas sus otras modalidades (HDMI para VGA, para USB o AV, entre otros) que son testimonio de la versatilidad de este cable.

Entre tantas características que juegan a favor del cable adaptador HDMI, está una relativamente reciente denominada ‘entrega simultanea de corrientes de video dual’. En palabras más sencillas, esto se refiere a que diferentes usuarios pueden estar en la misma pantalla a la vez, observando dos videos diferentes. O simplemente un mismo usuario observando diferentes canales.

El cable HDMI 2.0 también cuenta con la capacidad de sincronizar el video y el audio de manera automática. Esto es de mucha ayuda cuando existen diferentes tiempos de procesamiento, ya que se evitará cualquier desajuste sin necesidad de ninguna configuración manual.

Los puertos para HDMI pueden ser encontrados en una amplia gama de artefactos tecnológicos. Entre ellos se pueden mencionar los televisores, consolas de videojuegos, receptores A/V, reproductores DVD/CD, ordenadores, proyectores y filmadoras.

De todas las ventajas y beneficios que puede acarrear el uso de los cables adaptadores HDMI, lo que resalta ante todo no es la increíble calidad del audio y el video, sino el simple hecho de que este puede impulsar videos HD, audio como nunca antes se había escuchado, controlar la data a gran velocidad, y todo esto al mismo tiempo.

Un hecho poco conocido sobre estos adaptadores es que los cables HDMI son la única manera de obtener alta definición en video en un formato digital. Fueron diseñados para transferir a una resolución de hasta 1080p de un dispositivo a otro. Aún cuando hay algunos cables análogos que pueden ofrecer la misma resolución, el HDMI es el único capaz de hacer en un formato digital. Estos cables análogos están muy por detrás del HDMI por diferentes razones; entre ellas se puede mencionar que sufren de pérdida de transferencia y dividen la señal de video en tres cables diferentes  (lo que también incluye otro cable para la señal de audio).

Otro mito en relación a la funcionalidad de los adaptadores HDMI (sean versiones para USB o cabo VGA) es que su duración no perjudica la calidad del audio y video; es simplemente otra mala interpretación de corrientes tecnológicas anticuadas. Cuando se habla de cables análogos, la señal se vería naturalmente comprometida con el pasar del tiempo. Esto no ocurre con los adaptadores HDMI, ya que al ser un formato digital no se ve comprometida la transmisión de data.

Es muy importante saber que, aún cuando las diferentes versiones de HDMI pueden acceder a determinados equipos, no todos los Home Theaters están obligados a ser compatibles con determinada versión del adaptador. Cada fabricante selecciona qué figuras con posible acceso a HDMI podrán ser incorporadas a su producto.

¿Cómo elegir qué cable HDMI comprar?

Es una situación bastante común que, a la hora de adquirir una nueva pantalla de televisión, los trabajadores dentro de la misma tienda o cualquier persona en general haga referencia a cuáles son los cables HDMI adecuados para disfrutar de ese nuevo set de entretenimiento a su máximo potencial. A veces los precios a pagar por estos cables y sus adaptaciones para USB o VGA pueden llegar a ser un poco exagerados, y son ofrecidos bajo el concepto de que son necesarios para poder disfrutar de la máxima resolución en audio y video.

Lo primero que se debe recordar es que el cable HADMI es de estándar digital. A diferencia de muchos componentes de video, las señales de este adaptador no degradan gradualmente, no se hacen “ruidosas” o no dan pie a aumento de la interferencia. Las señales digitales como HDMI, siempre y cuando haya suficiente data para que el receptor cree una imagen, funcionarán perfectamente. Por esto es absurdo pensar que versiones mucho más caras tienen algo que con la calidad del video y sonido.

Por supuesto, es imposible alegar que todos los cables HDMI son creados exactamente igual. Los adaptadores incluyen múltiples especificaciones que detallan las capacidades de cada cable.

Algunas de las cosas que cualquier usuario necesita saber antes de comprar un cable adaptador HDMI es que, a pesar de ser un avance tecnológico emergente, el HDMI y sus adaptaciones a cabo VGA, puertos USB y otras, son realmente accesibles. Ya que pueden ser bastante delicados, es importante conectarlo y desconectarlo en varias ocasiones para determinar que se encuentra en perfecto estado.

SI hay algo que se debe evitar a toda costa a la hora de comprar un adaptador HDMI para USB o VGA es tener que pagar cantidades de dinero exageradas por la reputación de una marca en específico. Por lo general todos los prospectos que puedas encontrar en el mercado son muy parecidos. Esta creencia está basada en cómo funcionaban las ventas con respecto a los cables análogos. La realidad es que los cables HDMI son fabricados bajo un estándar extremadamente específico, y cualquier cable con dicha certificaciones debe acoplarse a sus requerimientos de fabricación. En ello recae que cualquier modelo ofrecido por determinada marca no diste de otros. A pesar de esto, las tiendas insisten en establecer precios exageradamente altos en comparación a las características del cable.

hdmi-de-oro-gold.jpgOtro hecho muy interesante que gira en torno a la adquisición de este adaptador es que los cables “gold plated” no aportan mayor calidad. Hace mucho tiempo los cables analógicos “gold plated” podían incrementar la calidad de la señal y mejorar la apariencia de la imagen transmitida. En cambio, un cable HDMI funciona perfectamente o no funciona en lo absoluto. Simplemente no existe un punto medio. Por lo que se recalca que los cables HDMI “gold plated” son simplemente una herramienta de mercadeo diseñada para engañar a los consumidores y hacerles pagar más por algo que no necesitan.

Lo maravilloso del adaptador HDMI es que los datos que ayuda a transportar no son comprimidos, lo que da como resultado una imagen perfecta sin ningún tipo de degradación. Por supuesto, hay que tomar en cuenta el dato anteriormente mencionado con respecto a la longitud del cable; mientras más extensa sea, existe la probabilidad de que se pierda calidad en la resolución.

Críticas comunes a los cables adaptadores HDMI:

A pesar de que el cable adaptador HDMI en todas sus modalidades ha sido una gran solución a la hora de transmitir contenido de audio y video de forma cómoda, existen ciertas opiniones que plantean algunas características poco positivas del mismo.

Entre las principales observaciones al HDMI, podría mencionarse el mecanismo anticopia High Bandwith Digital Content Protection. Dicho protocolo se centra en impedir a los dispositivos que lo usen el copiar el audio o video transmitido; este proceso se lleva a cabo a través de un complicado cifrado de datos.

Algunas personas enfocan su crítica en el hecho de que el cable adaptador HDMI no es tan resistente o sólido como otros cables para pantalla fabricados anteriormente. Los consumidores han utilizado esta declaración para quejarse de la susceptibilidad o daños que algún agente externo puede causar al HDMI, dando como resultado una situación bastante incómoda para el consumidor. Hay quienes alegan que con el simple hecho de jalar el cable estando conectado se puede estropear por completo su funcionamiento.

Otra queja podría ser la ausencia de algún tipo de seguro o bloqueo que pueda mantener el adaptador HDMI conectado al equipo. En muchos de los casos, esto puede generar un nivel de riego para la usabilidad del cable como tal, de los equipos en los que se encuentra conectado o de los tomacorrientes. Existen herramientas complementarias al cable HDMI que podría dar esa fijación que los consumidores necesitan, pero la realidad es que no es tan común encontrarla dentro del mercado.

Aún así, el cable HDMI y sus adaptaciones USB, VGA, para ordenadores Mac u otra presentación, continúan siendo una opción magnífica para la transmisión de audio y video. No se puede negar que el HDMI ha revolucionado de una forma notable la manera en la que se conectan diferentes equipos para experiencias de entretenimiento o trabajo, trayendo consigo una fuente inagotable de ventajas, comodidad para el usuario y sencillez.

El 2017 abrió con el HDMI 2.1

En enero del 2017 el consorcio de HDMI anunció una actualización adicional a la plataforma, dando paso al HDMI 2.1. Entre las diferentes especificaciones y mejoras atribuidas al cable adaptador, se hizo mención de mayor resolución de video, así como algunas modificaciones en los soportes HDR, de audio y video. Otro de los detalles más relevantes fue el nuevo soporte Gaming, pensado para habilitar el procesador gráfico de 3D de las imágenes, permitiendo juegos mucho más fluidos y mejor detallados, así como también eliminando la ralentización de la secuencia de imágenes.

El futuro del HDMI

Mientras los usuarios persiguen con más intensidad los componentes de audio y video con mayor calidad, puede observarse que el HDMI se ha ganado un puesto protagónico dentro de los estándares de conexión. Es muy posible que eventualmente la jungla de cables detrás de los Home Theaters desaparezca, todo gracias la evolución y proliferación de los adaptadores HDMI (para USB, con cabo VGA y para cualquier tipo de ordenador). A pesar de que esto representa magníficas noticias para los consumidores a la hora de mantener el orden y la comodidad mientras se conectan dispositivos de audio y video, puede ser un terrible presagio para las empresas destinadas a fabricar cables. Lo importante es comprender que el HDMI llegó para quedarse y crecer; quién sabe qué otras ventajas podrán surgir de las próximas actualizaciones.